sábado, 11 de septiembre de 2010

Si la perspectiva de la distancia es la que clarifica, o incluso si permite el conocimiento, bien podría darse que al mutilarme notara que siempre fui un canguro u otra bestia y no este humano que pareciera que soy. ¿Y si al perder una de mis partes fuera la cola de una lagartija, tal y como dijo mi amigo Pessoa?

2 comentarios:

FeraXion dijo...

es un humano superficial(mente)!!!

franco dijo...

Esa me gustó.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.