domingo, 23 de mayo de 2010

Quise cargar en un balde todas las partes de mí que tuvieran que ser arrojadas, y lo hice. Cuando lo iba a tirar, no pude levantarlo. Había puesto adentro mis fuerzas.

2 comentarios:

Florencia dijo...

me gustó
(mucho)

M dijo...

y yo escuchando el disco de michael mientras leo esto, terrible...

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.