sábado, 17 de julio de 2010

La música, sistema de adioses, evoca una física cuyo punto de partida no serían los átomos sino las lágrimas.
(Emil Cioran)

Don't question why she needs to be so free

She'll tell you it's the only way to be
She just can't be chained
To a life where nothing's gained
And nothing's lost
At such a cost
(Mick Jagger & Keith Richards)

Hubo una manta de piel donde ahora hay
dos costados de una herida
sitio
en el que caben todas las lágrimas del mundo

el estremecimiento no se anuncia

cae la noche a los ojos
justo
cuando el goce menos lo esperaba

es un hecho: era la muerte
plantándose ahí
afirmándose árbol
al lado del árbol del amor,
había que elegir


y escribir esto
muestra el resultado.

4 comentarios:

M dijo...

escuchando la cancion, lei esto con lagrimas sobre la cornisa de mis ojos.
QUE TERRIBLE POEMA PRIMO...
fantastico

V a v o dijo...

sin anuncio previo, me estremezco. Que suerte esta la nuestra de tener siempre dos arboles y una sola boca.

Juan Jose dijo...

Hubo una manta de piel donde ahora hay
dos costados de una herida.
Eso va a estar haciendo eco en mi cabeza durante bastante tiempo, que poema genial, estés en Rio o en Mercedes.

franco dijo...

Tres amigos contentos con lo que leyeron. Un resultado buenísimo.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.