domingo, 14 de diciembre de 2008

para leerte cuando mi cuello
deje de ser un imán
para las manos de otros,
de sus apretones

mirando para ayer
encuentro dónde apareciste
o la noche en la que bailabas de lágrimas
y te metiste por mí.

los párpados sin vos
todavía dudaban. el aire
sin vos era la piedra de la montaña
que se deja subir para caerse
y Sísifo lubrica el camino
con esperanzas como las que yo tenía.

¿dónde te escondo ahora
que escaparte de mí te aburrió?
¿dónde me escondo ahora
que nada de vos me aburre?

2 comentarios:

Pio dijo...

Autobiografía con forma de poema. Intenso.

mbb dijo...

me sono, la ultima parte, a una cancion de silvio...

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.