martes, 23 de diciembre de 2008

arrancarse la piel y dejarla estirada
al sol
secándose

si da frío
acurrucarse
y cubrirse
con lo que se dejó atrás

aunque todos saben que no siempre se deja atrás algo que se desprende de uno, porque, claro, eso implicaría que uno avanza, y que lo que se mutiló no lo hace, o bien sí, pero a menor velocidad. de todas maneras, algo está quieto hasta que se mueve, o se mueve despacio hasta que acelera, y siempre el desprendimiento puede terminar pasándote por arriba.

6 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
franco dijo...

que no tenga rencores no significa que a) se mezcle este lugar de agonías literarias con mi vida privada más allá de los límites que yo establezca b) que puedas decir cualquier cosa, sin medir las consecuencias, también en la vida privada (mía sobre todo) de tus palabras. para comentarios privados, charla privada ;)

Mariana dijo...

mmm habria que considerar que tan tragico sea que algo te pase por arriba. :S no, definitivamente todo duele.

saludos

Anónimo dijo...

Yo quería comentar eso CHE!! , pero esta bien , ... era solo una cancion! Tampoco para que exageres! :S

Anónimo dijo...

PUTO!!! ELIMINASTE MIS COMENTARIOS!!! SOY LA UNICA ANONIMA ACA!! SII YOO!!! viir!!! =)

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.