miércoles, 8 de octubre de 2008

hoy tomo un camino diferente
hacia el hogar que no siento

hoy quiero destruir
todas mis ideas constructivas

hoy le grito al silencio/
aunque no me conteste

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ODA AL FASO
Oh! Faso infinito
que ahuyentas ánimas tenebrosas
del pesado patíbulo,
que carcome el distante vuelo:
lánguida desidia del innombrable.
Oh! Hierba sagrada
que entibias con tus volutas
la áspera sangre
del cantar de la fanfarria olvidada.
Oh! Cilindro molido
de pálida piel delgada, estrujada,
sinuosa sombra nocturna.
En tus manos caigo como en
temprana muerte,
casi sin sentirlo,
buscando la locura.
¡Que me entierren en la tierra
sin memoria!
Mañana nazco ya
en la forma de árbol nuevo
A la aurora.

María dijo...

Últimamente no hablamos. Yo a las 10:30 me subo al colectivo que me transporta a Mercedes ¿nos veremos ahí, quizás? Ese lugar que no sentimos, o sí, o ahí de donde huimos porque presentimos que también hay poesía, y -aunque sea difícil- no la merece.
Me gustaron tus todos poemas tristes. Después hablamos bien.

Enredada dijo...

quisiera unirme a tu grito...
besos

Pio dijo...

Te estás transformando en un poeta.

Anónimo dijo...

aplaudo este poema. que funciona a modo de conexión general.
el silencio. gritemos.
adrian.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.