sábado, 11 de octubre de 2008

Un amor, por la mañana, se vistió de mundo. Vivió como vive cualquier amor su día, y a la noche, cansado, el amor se desmundó y se acostó a dormir.

3 comentarios:

Pio dijo...

Ufff... pibe.

María dijo...

...
Te estás galeanizando. Y es peligroso. Mirá que escuché muchas veces frases como "Si Galeano tuviera veinte años menos...".
Ser tan tierno es un arma. Cuidado.

lys dijo...

Cierto, el amor a veces se cansa y hay que dejarlo dormir.

SALUDOS. Yo siempre corriendo. Regrasaré.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.