domingo, 6 de julio de 2008

Esto es el descontrol.

Caminarse una y otra vez sobre los propios dedos y clavarse las uñas astilladas en la lengua cantora. Escupir fuego sobre uno y despellejarse con viejas pinzas oxidadas. Desesconderse uno y serrucharse el pecho frente al espejo y frente a la cámara. Mirarse en el espejo y en la tele. Que te vean en la tele y mirarse roto en el espejo. Esto es.

¿Está claro?

Es tétricamente jocoso. Cagarse de risa al ver la propia intimidad agonizante; patearla y comprender que esos ruidos no son de vida. Esto es.

¿Más?

Duele ver cómo se caen las montañas de uno sobre uno y uno que queda medio trepado, medio colgado entre escombros de lo que fue hermoso soporte inexorable. Es mentira que los extraño, extraños. Los extraño mucho, extraños.

Eso es suficiente. Se entiende perfectamente. No sé que ocurrió. Me resigno a no entenderlo en una posición desesperada en señal de que no dejé de querer a ese amigo y a esa ex novia mía.

Hoy es el infierno, y ningún poeta dice nada.

5 comentarios:

María dijo...

¡Fran! ¡Sos un grosso! Es la mejor queja desesperada que he leído desde el poema a Blas de Otero, y creo que es equiparable. Además, me encantó el final. Y vos sabés que soy fanática de los buenos finales.
Casi te cito en Akahata, pero resulta que ya estás ahí. Rayos.
Ahora me voy a verla a la tua madre. Un bachioquís.

Panza dijo...

"¿Más?
Duele ver cómo se caen las montañas de uno sobre uno y uno que queda medio trepado, medio colgado entre escombros de lo que fue hermoso soporte inexorable. Es mentira que los extraño, extraños. Los extraño mucho, extraños".

Chabón, hasta parece que miento o exagero cada vez que vengo a comentar. Siempre es "uh, loco, qué groso esto, qué groso aquello". Pero posta, loco; posta, posta. Me re cabe. Éste de recién fue genial.
¿Sabés que creo?
Pienso que encontraste tu estilo y si no es así, andás muy cerca.

Un ortiva dijo...

Bastantes caretas, acartonados y poco originales tus planteos. Suerte en otra existencia.

frAnco dijo...

Curioso. Uno de los textos más sinceros y personales que subo y alguien que no me conoce dice lo contrario. Gracias por el deseo, en serio. Igualmente.

franco dijo...

Releyéndome... ortiba es con B jajaja Qué lindas épocas cuando nos comentábamos lindo todos... hasta hablábamos.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.