jueves, 24 de julio de 2008

algodón de azúcar estético contemplativo,
eco tardío de palabras que ya casi
habían sido olvidadas por descuido humano
y un revés a la
-baudelaire, pessoa, burgess-
amargura

eso fue

4 comentarios:

María dijo...

Empieza dulce y termina amarguísimo.
(Comentoholic girl is back!)

Panza dijo...

A mí me parece de esos poemas que uno vomita.

Enredada dijo...

muy bueno.
Un beso

Suspirante dijo...

un poema con un final que te deja colgado de algún lugar... hace unos días un amigo me dijo: "la música es un lugar". Puede ser de ahí...
En fin, me gusta la sensación y la humedad que impregnan ciertos poemas como éste. Saludos, me verás volver.


Suspiro...

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.