viernes, 28 de marzo de 2008

Aparecéteme cuando esté desnudo
como si nadie lo hubiera hecho antes. Caete
de la cama y encontrate como yo. Abrí
los ojos y envolvete las muelas
con coronas de espinas. Tu boca
es de lo más peligroso que pueda conocer
cualquier soldado sin uniforme. Empezá
a nevar arriba mío algún día. Enfriame
todo lo que puedas. Tengo
el abrigo de la soledad de vos y
más aún el de una enfermedad que no entiendo. Puedo
encontrarte en sueños y besarte pero
encontrarte sueño y besarte quiero pero
siempre estás cuando me muero siempre
cuando me muerdo siempre y asustan
tu pelo, tu voz, tus ojos y yo
trago saliva pólvora y exploto
como si nada.

5 comentarios:

mariana dijo...

wow! .....genial me parece.

saludo

bride dijo...

qué lindo.

me gusta mucho.

¡Hasta la Victoria! dijo...

es increible como flashée ésto!
saludos!

Ana (...) dijo...

Qué maravilla el leer esto, me encantó, dan ideas de todo recitándote, muy bueno.

Cherry Carol dijo...

Solamente decirte q me parecieron impresionantes tus textos, son a la vez q profundos tbm supérfluos... es como si te hundieras y a los 2 segundo tocás el cielo, y te volvés a hundir y volvés a renacer... Un viaje leerte. Muchas gracias por las emociones provocadas.

Saludos desde Córdoba city rockers ;)

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.