jueves, 5 de mayo de 2011

Frente a frente con dos de sus fantasías. Tuvo que hablar.
Siempre supe que vos eras vos y vos eras vos. Yo las confundí en el sueño, no en la vida; un momento, ¿que la vida no era sueño? ¡Ah!

2 comentarios:

JulieMorla dijo...

Texto corto pero intenso :)

franco dijo...

Gracias por la lectura, Julie!

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.