martes, 8 de septiembre de 2009

Organismo loco, exigente y confundido, ¿desde cuándo tengo que dormir con ella para descansar?

5 comentarios:

María dijo...

Hermoso...

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Desde que ella es la metildiazepinona.

Anónimo dijo...

¡Alplax! jajajaj

Anónimo dijo...

Hay cosas en las que está prohibido no resignarse... Laura Greppi

franco dijo...

Jeee, tal vez haya que transgredir esa prohibición, tal vez romántica, pero sin wertherizar la cosa... en lo posible.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.