viernes, 31 de julio de 2009

...idea del Mati, siempre atento
Princesa brillante, la dulzura de sus sueños terminó cariándole las muelas del alma.

1 comentarios:

Jazmanzana dijo...

Yo tengo ocho caries y una muela menos. Re-dulce-re soy.
A lo otro: qué lindo, che's, ¿se puede tomar como que su ternura para con los otros la volvió vulnerable y PAF, salió lastimada?
Mirá, mirá, estoy aprendiendo a comentar =d.
Pero no está bueno que alguien venga y diga explícitamente qué quisieron decir. O qué interpretó. Pierde ese no sé qué poético leer una interpretación. Capaz que tenía que quedarme callada nomás.
O quizás la onda del comentario es continuar el ponemita con una frase poeticona. En ese caso estoy perdida.
Bueno. Ya está.

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.