miércoles, 11 de marzo de 2009

estaban uno a cada lado
de la pared de Nunca
y lo único que hacían
era contar ladrillos

2 comentarios:

Pedro R. D. dijo...

Magnífica!!!

Cuánto nos cuesta a veces apreciar y poner atención a lo que de verdad importa aunque lo tengamos tan cerca.

Saludos

Mechi.- dijo...

A veces no importa que se esta haciendo :)

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.