viernes, 22 de julio de 2011

está quieto el cuerpo
mueve la imaginación hasta un extremo
al que preferiría no llegar
todo insiste:
¿para qué? reza
¿para qué?

todo insiste
¿para qué?

en la misa de hoy
alguien no escuchará
la paz sea contigo

6 comentarios:

egolastra dijo...

Hay domingos que uno se siente tan solo que iría a misa sólo para sentirse acompañado.

La paz sea contigo hermano.
Un abrazo.

franco dijo...

Y con tu espíritu, y tu cuerpo más que nada.

Malkowsky dijo...

ah buenisimo! un abrazo!

palabra clave: apunti (?)

Mateo De Luca dijo...

che, me encantó el verso de la imaginación moviéndose, por un momento en mi imaginación se movió la suya hasta un extremo, y por supuesto el cuerpo, quieto.
pero fijate que yo he ido a misa sin paz, hecho una bestia y riéndome porque no iba a poder dar la paz, y me re cagaron porque sentí una paz enorme cuando llegamos a la parte del ritual, fue feo

franco dijo...

Son malos, porque algunos lo dicen en serio y con la voz, con el cuerpo, y no te dejan otra que pacificarte. Andás bestia y te calman. Lo logran.

romina dijo...

buenísimo

y: "Andás bestia y te calman. Lo logran", también podría ser poema

 

Copyright 2010 Con la yema de la lengua.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.